Camino al Mundial – Parte VII

Continuando con este el recorrido iniciado hace un tiempo, es momento de abocarnos a Irlanda, un conjunto que no ha podido lograr un festejo. Porque a pesar de contar con excelentes jugadores y muy buenos equipos, los Irish jamás pudieron pasar de cuartos de final en la William Webb Ellis.

El eterno rival

Parece mentira que el gran caudal de buenos jugadores que produjo Irlanda a partir de Gales ´99 no lo haya podido cristalizar en la obtención de una Copa del Mundo. Porque al repasar cada participación en la magna competencia, resalta que a pesar de ser uno de los poderosos equipos de Europa, nunca pudo estar entre los mejores 4. Siempre Irlanda se topó con obstáculos insalvables que conspiraron para la obtención de ese anhelado logro. Entre esos verdugos estuvieron Los Pumas, que 1999 y 2007 frustraron el sueño irlandés, y gestaron a través de esos duelos una interesante rivalidad.

1987: un final anunciado

Irlanda no llegó a la primera Copa del Mundo con un equipo de estrellas. Aquel seleccionado tenía sus clásicas banderas que siempre lo identificaron: garra, orgullo, disciplina y oficio en sus delanteros. El pack de fordwards tenía solidez por el lado de la primera línea (Phill Orr, el hooker Terry Kingston y Desmond Fltzgerald), contaban con un gran capitán (el segunda línea Donald Lenihan), y surgía un gran proyecto: el tercera línea Phil Matthews. Por el lado de los tres cuartos había experiencia en los centros (Michael Kiernan y Brendan Mullin) y velocidad en los backs (Keith Crossan, Trevor Richland y Hugh McNeill). En el debut cayeron ante Gales (13-6), pero luego superaron con facilidad a Canadá (46-19) y Tonga (32-9). En cuartos de final se toparon con el gran candidato (Australia), que los derrotó por 33 a 15 y les frustró el sueño mundialista.

1991: nunca tan cerca

Tras esa primera experiencia en Copas del Mundo, Irlanda presentó para el Mundial de Inglaterra un equipo mas aceitado, o por lo menos, superior al del torneo anterior. Sus nombres destacados eran Donald Lenihan, Desmond Fitzgerald y el capitán Phil Matthews. A la experiencia de estos jugadores se les acoplaron el pilar Nick Popplewell, el segunda línea Neil Francis, el efectivo apertura Ralph Keyes y el veloz wing Simon Geoghegan (que terminó siendo uno de los mejores jugadores del Mundial).
Los resultados fueron dos victorias ante Zimbabwe (55-11) y Japón (32-16). En cuartos tuvieron que enfrentarse nuevamente con Australia. Y en un partido donde los Wallabies eran claros favoritos, estuvieron a punto de provocar un batacazo, pero al final las genialidades de David Campese y el oportunismo de Michael Lynagh lo condenaron a otra derrota (19-18). Fue la despedida del Mundial, pero con un sabor mas dulce que la del ´87.

1995: otra frustración

Una mala noticia recibió Irlanda cuando se enteró de la distribución de los grupos del Mundial de Sudáfrica. El sorteo lo ubicó en la zona con un rival accesible, Japón; otro temible, Nueva Zelanda; y un tercero para pelear la clasificación: Gales. Los Irish no transitaban por un buen momento, es más, se esperaba una pronta eliminación en primera vuelta porque Gales venía mejor perfilado y pasando por un gran momento. Los de verde tenían importantes individualidades como Simon Geogeghan, Jim Staples, Neil Francis, el aún vigente Brendan Mullin, y surgieron proyectos para tener en cuenta como Keith Wood (fue suplente), el ala David Corkery, y el full-back Connor O´Shea. La primera parada no pudo ser peor. Volvieron al hotel luego de sufrir una soberana paliza (43-19) a manos de Jonah Lomu y sus compañeros. Luego llegó un triunfo esperado ante Japón (50-28) y la redención ante Gales en un partido notable (24-23). Fue una victoria no apta para cardíacos, pero que le permitió superar el grupo de la muerte. Ese triunfo envalentonó a Irlanda que llegó a cuartos de final pensando que podía alcanzar su primera semifinal, pero se topó con una inspirada Francia que lo despidió de la competencia con un triunfo inapelable (36-12). Otra frustración para el equipo del Trébol.

1999: el comienzo de una rivalidad

Para el Mundial de Gales ´99 los de verde produjeron un cambio radical. Surgía una camada nueva que tenía como figura y referente a máximo al interminable Brian O´Driscoll. Su pateador era el infalible David Humprheys, un apertura que era indiscutido en su puesto. La presencia de un “todoterreno” como Keith Wood, un hooker que cumplía eficientemente su función, pero que además tenía la movilidad de un tres cuartos. Ellos fueron el emblema de un equipo que estaba para mas. En la fase clasificatoria terminaron segundos haciendo realidad una costumbre irrebatible: ganarle a los mas débiles como a Estados Unidos (53-8) y a Rumania (44-14). Per perdieron ante el cabeza de serie (Australia) por 23 a 3. Al nuevo formato del torneo se le agregaron cuatro países mas con los que se armaron cinco zonas de cuatro equipos. Para acceder a los cuartos de final, Irlanda debió jugar un play-off con el mejor tercero. Y ese tercero era nada menos que la Argentina. Los irlandeses pensaron que ese partido era un trámite, ya que Los Pumas venían de claudicar siempre en los mundiales. Lo concreto fue que Irlanda encaró ese partido en Lens, confiado en que la victoria estaba asegurada. Pero la realidad fue otra. Los argentinos propusieron una batalla de “igual a igual”, a pesar de una cómoda ventaja que había sacado el equipo del Trébol (21-9) y terminaron sorprendidos por la fiereza Puma, que fue achicando esa diferencia en el marcador y pudo cambiar la historia. Especialmente con el inolvidable try de Diego Albanese, y también con la infalible puntería de Gonzalo Quesada. Esa férrea y monolítica resistencia argentina pudo frenar la insistente arremetida irlandesa y decretar una épica victoria por 28 a 24. Un resultado inesperado y una humillación para Irlanda que tardó cuatro años en recomponerse.

2003:  con el cuchillo entre los dientes

Una vez mas, los irlandeses pusieron el alerta rojo cuando se enteraron que en la RWC 2003 les había tocado el “grupo de la muerte”. En esa zona los esperaba el campeón del mundo (Australia), dos rivales accesibles (Namibia y Rumania), y para discutir la clasificación, el rival que lo había dejado afuera en 1999: la Argentina. Tal vez ese encuentro esperado ante Los Pumas los sacó de foco. Armaron un equipo con una base de jugadores del anterior Mundial, pero con mas experiencia. Nos referimos a O´Driscoll, Wood, Humphreys y Kevin Maggs; y otros nuevos valores con el pilar John Hayes, el segunda línea Paul O´Connell, el medio-scrum Peter Stringer, y los winger Denis Hiccki y Shane Horgan. Y de suplente a un apertura de lujo: Ronan O´Gara. Era un gran equipo. Despacharon a dos rivales accesibles como Rumania (45-17) y Namibia (64-7), y comenzaron a “afilar los dientes” pensando en el partido con Los Pumas. El que perdía se volvía a casa. Y el choque fue como se esperaba, muy parejo y con n final muy cerrado. Irlanda arrancó mejor, pero Argentina se acercó gracias a los penales de Quesada y a un espectacular Rop de Ignacio Corleto. Pero los Irish echaron el resto. Entró O´Gara con su puntería muy afilada, y sentenció el partido (19-18).
Los del Trébol, ya clasificados, cayeron ante Australia (17-16), pero con chances porque se enfrentaban a Francia, que no venía jugando bien. Pero Les Blues recuperaron la memoria, los vapulearon por 43 a 21, y los mandaron a su casa. Una vez mas, quedaron con las ganas de dar el gran salto.

2007: réquiem para el verde

Irlanda llegó al Mundial de Francia convencido de su poderío. Mas que en 2003. Tanto, que era considerado por el ranking de la IRB como uno de los cinco mejores equipos del mundo. Su preocupación, era que integraban nuevamente “el grupo de a muerte”. Porque tenían que pelear una plaza otra vez con el anfitrión (Francia), enfrentar a dos adversarios accesibles (Georgia y Namibia), y toparse con un rival que a esta altura se había convertido en un clásico: la Argentina. Conservaba una base sólida donde Brian O´Driscoll y Gordon D´Arcy eran considerados la mejor pareja de centros del mundo. Ronan O´Gara era, por su puntería y criterio en la conducción, un jugador clave. Tenía una segunda línea de excelencia (Paul O´Connell) junto a Donncha O´Callaghan. Y en el fondo sobresalía la seguridad de Geordan Murphy, y la potencia de los wingers Andrew Trimbble y Shane Horgan.
Con estas estrellas, Irlanda estaba para dar el gran salto. Sin embargo, le pasó lo que a muchos: alcanzó a su techo antes del Mundial, y su potencial llegó a la máxima competencia muy debilitado. En el debut, tuvo que esforzarse mas de lo esperado para vencer a Namibia (32-17), el equipo mas flojo del grupo. Luego sufrió mas de la cuenta para derrotar a Georgia (14-10) En el tercer encuentro enfrentó a una Francia que venía “herida” por la derrota sufrida ante Argentina, y esa “obligación de los franceses por recomponer su imagen los hizo reaccionar, ya que terminar ganando ese partido por 25 a 3. Le que daba una chance para clasificar, y era justamente ante la Argentina. En ese duelo, no solo debía ganar, sino que además tenía que obtener una victoria con punto bonus, y que Los Pumas no sumen un punto extra. Pero se encontraron con un equipo argentino que salió a la cancha muy incentivado, y con la obtención de echar a Irlanda del Mundial, como venganza por aquella eliminación del 2003. Y eso fue lo que pasó. Los argentinos jugaron su mejor partido, y los derrotaron con un categórico 30 a 15. En definitiva, fue otro triste final para el equipo verde.

Para Nueva Zelanda 2011, este orgulloso y aguerrido equipo irlandés se tiene mucha confianza en revertir la historia, sobre todo después a partir de la obtención de su primer Seis Naciones con un Grand Slam incluido en el 2009. Habrá que ver si en tierra maorí, los Irish pueden cambiar la historia y quedarse con la gloria que siempre los gambeteó.

Por Fernando Vera

Anuncios

Tacklea y Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s