Shane a Light

Nació el 26 de Febrero de 1977 en la localidad de Morriston, perteneciente a Swansea. La segunda ciudad más grande de Gales, caracterizada por los vientos fuertes que llegan desde el Atlántico. Quizás por eso, el apodo “Hijo del Viento” le calzaba justo.

Creyendo que era muy pequeño para practicar rugby, optó por la redonda jugando para Cwmamman United. Todos suponen que por las bandas o delantero, ya que por su rapidez y físico, se lo puede comparar con Lio Messi.

Pero no. Este jóven niño tuvo que ir al arco, ya que sus compañeros le hicieron sentir el derecho de piso por llegar tarde al equipo. Pese a su estatura, su entrenador Alun Rees guarda los mejores elogios para el pequeño Shane.
El fútbol era su deporte principal, similar a varios jugadores que luego llegaron a tener el rótulo de crack. En el día de la Final de la Copa Cwmamman United, bastó para que lo inviten a jugar, deleitarse con cinco conquistas y que el Amman United RFC gane por 82 puntos.

A partir de ahí, Shane Williams y el rugby empezaron a construir una “enorme” relación.
Primero el Neath, club donde se inició como medio-scrum para luego pasar de wing, llegó a negociar un contrato de 7.500 libras por año, similar a lo que ganaba en la Oficina de Empleo local, donde ejercía su labor como actividad semanal.

Su debut con el Seleccionado Galés fue en la temporada 1999/2000 ante Francia, donde tres semanas antes de cumplir 23 años, Graham Henry lo convocó para el Seis Naciones. Anotó su primer try en el debut como titular frente a Italia, el primero de sus 60 tries internacionales (2 con British & Irish Lions).

En 2005 fue su mejor año, conquistando el “Grand Slam” con Gales, y destacandose en la citación para los British & Irish Lions (Gira Nueva Zelanda).
Jugó dos mundiales, Francia 2007 y Nueva Zelanda 2011, aclarando luego de terminar entre los mejores cuatro equipos del mundo, que su familia empezaba a tomar mayor importancia. En 2008, fue nombrado como el Mejor Jugador del Año iRB, siendo el primer galés en conseguir el galardón.

Australia fue el rival un 3 de Diciembre fresco en la memoria, cerrando el partido como todos querian. Su try en la última jugada, no le dio la victoria a Gales, pero sí el mejor cierre para uno de los mejores jugadores de la Historia del Rugby.
Cuando le preguntaron qué sentimiento le produjo usar la camiseta roja, fue simple y eterno: “Es la mejor sensación que me pasó en la vida”.

De pie señores, Shane Williams, lo merece.

Por Juan I. Caballero

Anuncios

Tacklea y Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s