Clubes

Los clubes son una institución, sagrada para algunos, pasajera para otros, pero que siempre han sido lugares de recreación y de actividades sociales.
Los hay de fútbol, de baile, de tenis, de golf y también de rugby, entre otros.
Desde los inicios y hasta hace 20 años, los jugadores de un club de rugby eran una especie de soldados en un ejército. Era imposible su translado o “fichaje” a otro club. Nacían ahi, morían ahi.

De allí viene un concepto clave como el de tradición, caracterizado en aquellas familias que han jugado generación tras generación portando una sóla camiseta. Apellidos que automáticamente se ligan a un escudo. Sean Fernández Miranda en Hindú, sean Pichot en CASI o Madero en SIC por citar algunos de todos los que tiene cada club.

Hace 20 años el rugby argentino cambió. Seguramente para bien, ya que los jugadores amateurs del rugby pudieron emigrar a la “profesionalización” europea y como resultado, tuvieron buenas y memorables actuaciones con el Seleccionado Argentino.

Por estos días en Inglaterra, una noticia llamó la atención. Es el caso de Horacio Agulla (ex-Hindú) con el Leicester Tigers. El wing Puma fue descartado del plantel por el calendario que tendrán Los Pumas en 2012, cargado de compromisos con dos ventanas internacionales y el Rugby Championship.
Leicester, como los clubes más importantes de Europa, dependen poco y nada de las cuotas del socio, para estrechar la mano y firmar convenios con empresas que invierten fuertemente en instalaciones o contrataciones.
Por este motivo, el conjunto inglés decidió cancelar el contrato que tenía “Horacito”, quien habia sido nominado mejor jugador del club en el mes de Diciembre.
Seguramente el mayor de los Agulla encuentre otro puerto rápidamente, por su nivel, por su compromiso y por que los clubes quieren jugadores de la garra que él posee.Imagen

Los clubes son sociedades. Antes entre familias, hoy entre personas y empresas. Lo que antes daba orgullo, como la citación de un jugador para representar al país, para el mercado es una pérdida económica muy grande, además de la ausencia de un jugador de ese nivel por tiempo prolongado generando actuaciones regulares en un equipo.
Veremos que pasa con el resto de los “argies” en el viejo continente, en un año que empieza a mostrar los primeros conflictos del gran cambio.

Por Juan I. Caballero

Anuncios

Tacklea y Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s