Córdoba, una luz entre la oscuridad del Torneo

Plagado por los cuestionamientos, el Campeonato Argentino finalizó con el triunfo de Los Dogos  tras vencer a Rosario por 29 a 15 en el Jockey Club de la ciudad santafesina. Córdoba, candidato desde el inicio, selló su clasificación en el primer partido de la segunda ronda. Rosario, por su parte, recién sacó pasaje –y localía- a la final en el último encuentro ante los Dogos, ya que Salta había perdido ante un extraño Buenos Aires. Se cruzaban nuevamente con sed de revancha para los cordobeses, quienes con Ramiro Pez en la conducción volvieron a levantar la Copa Personal 2012. Lo ganó bien, de principio a fin y sin dejar dudas y de esta manera, hegemonizó el rugby federal.

Se terminó un Campeonato polémico, pobre y sin brillo. Polémico por la metodología del mismo, donde en la segunda ronda ya había equipos con puntos, obteniendo más de un 60% de la clasificación a la final asegurada.

Pobre, por la poca receptividad que tuvo el torneo. Sea en las canchas, con un reducido número de personas, o en los medios, donde el tema a tratar siempre fue el déficit a nivel juego y a nivel espectadores. Sin brillo, porque lamentablemente, éste torneo se juega en una fecha donde los mejores jugadores de cada Unión integran el combinado de PampasXV en Sudáfrica, y donde el gran número de los clubes está en Pretemporada y/o de Gira.

¿Cómo mejorar? Realmente uno desde una computadora sabe que hay miles de cuestiones e intereses económicos y políticos entre las Uniones y sponsors, pero desconoce los hechos puntualmente. Varios –me incluyo- piensan en que los meses de Marzo y Abril serían ideal para que se juegue el Nacional de Clubes, mientras que el Campeonato Argentino debería realizarse luego del rugby de XV de todas las Uniones.

Quizás se hable de cansancio físico, lesiones o problemas personales que justifiquen la ausencia de los mejores jugadores de cada Unión, pero lo cierto es que el jugador de rugby “semi” profesional, se entrena todo el año. Sevens en diciembre, otros en Enero y la pretemporada en Febrero hacen del rugbier un jugador que tiene un fixture anual –casi- o más agitado que, por ejemplo, un jugador de fútbol.

Buenos Aires, discutida

La actuación de Buenos Aires fue un dato no menor. Un seleccionado tradicional que siempre peleó hasta el final, siendo la Unión con más títulos, hace un par de años que no logra revalidar el nivel que parecieran tener sus equipos del Top14, sea en el Nacional de Clubes como en el torneo más federal del país.

¿Por qué sucede esto? Porque los jugadores que componen los equipos del Grupo I, sobre todo los de la elite, toman la citación a Las Águilas como una mochila de 2 toneladas, quitándole tiempo y espacio dentro de su club, en la guerra simbólica por la titularidad.

Porque hoy los clubes han tomado un protagonismo por encima de la Unión que los representa, potenciada por el auge de las empresas como soporte vital en el crecimiento de los mismos y porque a la URBA pareciera importarle más los convenios empresariales con el Top14 (con conferencias de prensa en Pacheco de Melo), que la actividad de sus Seleccionados.

Párrafo aparte para los lugares donde jugó Buenos Aires. CASI y Pueyrredón fueron las sedes donde Buenos Aires salió a la cancha, sabiendo que la URBA cuenta con más de 40 clubes en su carpeta para disponer. Biei, Belgrano Athletic y todos los equipos del Grupo II, III y IV hubiesen abierto sus puertas para que Las Águilas jueguen al rugby. No sólo eso, sino también el conjunto de jugadores seleccionados. José María Merlo, hombre del Mariano Moreno, fue el único citado del Grupo II y no desentonó. Habrá que empezar a darle mayor importancia al resto de los equipos y replantearse lo sucedido para que en el futuro el rugby federal vuelva a ser una pasión.

Por Juan I. Caballero

Rumbo a la Final

Este sábado culminó la fase de grupos del Campeonato Argentino 2012, como así también –pero en totalidad- el Campeonato Desarrollo, cuyo objetivo principal es otorgar una plaza para jugar el año próximo el Campeonato Ascenso. La Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires (UROBA) venció a Misiones por 12 a 6 en la final, luego de dos días de competencia jugando ante URBA Desarrollo (con jugadores del Grupo IV), San Luis, Tierra del Fuego y Lagos del Sur.

De esta manera, la Unión del oeste bonaerense, que alberga la actividad de un gran número de equipos, competirá en Zona Ascenso ante Santa Fé, Entre Rios, Santiago del Estero, Alto Valle, Sur, Chubut y Nordeste, ya que la región Andina perdió la categoría.

Volviendo a la Zona Campeonato, ya están los clasificados que jugarán la ronda final, depositando a los dos mejores clasificados por tabla en la final.

Córdoba, favorito por su desempeño en la Zona A, junto con Tucumán y Salta se enfrentarán a Rosario, Buenos Aires y Cuyo los días 7, 14 y 21 de Abril. A priori, y por lo visto en las últimas fechas, las Águilas porteñas comenzaron a tomar vuelo de la mano de Francisco Cubelli y Joaquín Díaz Bonilla en la conducción, mientras que el Naranja, sólido con sus forwards y dinámico por afuera, prometen darle pelea a Los Dogos hasta el final.

La rareza de esta nueva etapa, es que la tabla de posiciones ya tiene puntos. Si, Córdoba y Rosario mandan con 4 unidades, Tucumán y Buenos Aires con 2, Cuyo y Salta con 0. Esto es así, por el hecho de anotarse los resultados que tuvieron éstos equipos en sus partidos entre sí por la fase de grupos. Una pequeña gran ventaja, en un torneo que lamentablemente sufre los problemas internos de las Uniones y el éxodo de los mejores jugadores a la Vodacom Cup en Sudáfrica.

Pese a eso, resta un mes de competencia federal, donde esperamos un aumento de espectadores y partidos más intensos. Dos déficits a solucionar en esta etapa decisiva.

Por Juan Ignacio Caballero